El más inteligente: 6 datos sobre el cerebro de gato

484 views

¿Por qué los gatos despiertan a los dueños por la noche? ¿Recuerdan a sus primeros dueños? ¿Quién es más inteligente: los gatos o los perros? Hemos aprendido las respuestas a estas preguntas y ahora compartimos con ustedes datos sobre el cerebro y la memoria de los gatos.

Los gatos recuerdan bien lo que pasó hace mucho tiempo

Los gatos tienen una excelente memoria a largo plazo. Recuerdan personas, lugares y eventos de por vida, especialmente entre las edades de 2 y 7 semanas. Por lo tanto, el lugar de nacimiento y los primeros dueños permanecen en la cabeza de los gatos durante muchos años.

Los gatos también son buenos para construir asociaciones. Por ejemplo, si la primera experiencia de viajar en una jaula resulta desagradable para una mascota, más tarde tendrá cuidado con el artículo.

Cerebro y ojos de gato conectados

¿Has notado cómo los ojos de un gato brillan con poca luz? Sí, incluso tan hermoso: amarillo, verde o incluso rojo. Este brillo es posible gracias al tapetum, una capa de células ubicada detrás de la retina del ojo. Él, como un espejo, refleja las Fuentes de luz — la pantalla del televisor, el resplandor de una linterna, la llama de una vela.

La retina del ojo está directamente conectada a la corteza Visual del cerebro. Se puede decir que el cerebro «ilumina» el campo de caza del gato en la oscuridad.

Los gatos se aburren sin actividad cerebral

Y el aburrimiento a menudo se comporta destructivamente.

Los gatos domésticos, como sus antepasados salvajes, no pueden vivir sin moverse y cazar. Si no le das a tu mascota un chapoteo de energía, comienza a aburrirse. Y él mismo está buscando una actividad que no le guste al propietario.

Por lo tanto, es tan importante estimular el cerebro del gato: dar juguetes, ocultar alimentos en rincones inesperados, equipar lugares en las alturas para observar la situación. Es bueno si el gato tendrá la oportunidad de sentarse en el alféizar de la ventana y observar a través del vidrio lo que sucede en la calle.

El cerebro de un gato la motiva a cazar al anochecer

Cada gato ha estado en una situación: temprano en la mañana, el gato te despierta, cierras la habitación con irritación o vas a alimentar a la mascota, y luego intentas volver a dormir… ¿Te resulta familiar?

¡No te ofendas! El cerebro de un gato está dispuesto de tal manera que la motiva a estar activa al atardecer y al amanecer. El gato te despierta porque es en este momento que necesita obtener la presa, es decir, la comida.

Sin embargo, hay buenas noticias! El comportamiento crepuscular se puede ajustar. La investigación muestra que, con el tiempo, los gatos se adaptan al estilo de vida de su dueño. Es decir, si duermes, la mascota también duerme. El proceso de sincronización se puede acelerar si juega con el gato durante el día para que se canse por la noche y lo alimente bien antes de acostarse.

El cerebro de un gato necesita taurina

La taurina es un aminoácido que es esencial para la función cerebral, cardíaca y digestiva de un gato. A diferencia de otros animales, los gatos no pueden producir taurina por sí mismos. Por lo tanto, es importante asegurarse de que la mascota desde una edad temprana la reciba junto con la comida.

La taurina en sí misma se encuentra en la carne cruda, el pescado y los despojos. Para los gatos modernos, tal nutrición no es útil, por lo que los fabricantes de alimentos incluyen este aminoácido en la composición de las dietas preparadas.

El cerebro de los gatos es más complejo que el de los perros

¿Quién es más inteligente, los gatos o los perros? No se puede decir con certeza, pero hay un hecho científicamente comprobado: en la corteza cerebral de los perros hay 530 millones de neuronas, en los gatos-230. Al mismo tiempo, la densidad neuronal por milímetro cuadrado de la corteza es mayor en los gatos.

Eso no quiere decir que los gatos sean más inteligentes que los perros. En la capacidad de construir asociaciones y la capacidad de cazar, sí, las superan. Pero los perros tienen una inteligencia social más desarrollada y son más susceptibles de entrenamiento. Así que todos son inteligentes a su manera, es solo que el cerebro del gato está arreglado un poco más complicado.

Comprender cómo funciona el cerebro de un gato facilita la vida tanto de la mascota como de su dueño. Si ocupas al gato con juegos, alimentas la comida adecuada y la muestras al veterinario a tiempo, la mascota será inteligente y feliz toda la vida.